Volumen 15 - Nº 87
Junio-Julio 2005

Los cambios de la agricultura argentina y sus consecuencias


Martín Oesterheld
Facultad de Agronomía, UBA

Para reunir el conjunto de artículos contenidos en este número, dedicado principalmente a la renovación agrícola argentina, Ciencia Hoy invitó a Martín Oesterheld a actuar como editor invitado.
La nota que sigue es su presentación del tema, seguida de las principales conclusiones que se desprenden de los trabajos.

Si los lectores de Ciencia Hoy se detuvieran por un momento a reflexionar sobre los cambios que experimentó la telecomunicación en los últimos 15 años, caerían cabalmente en la cuenta de las extraordinarias consecuencias de la ubicuidad y los refinamientos de la telefonía celular, del correo electrónico y de la internet, la facilidad de acceso y la reducción del costo de las comunicaciones internacionales y la miniaturización de los dispositivos. Ello constituyó una verdadera revolución tecnológica, de la que hemos sido a la vez testigos y partícipes en nuestra vida cotidiana. Mientras esto sucedía en el ambiente urbano, algo menos evidente, pero igualmente revolucionario, transcurría en los campos: la tecnología agropecuaria se transformaba radicalmente por una serie de acontecimientos correlacionados, entre los cuales es difícil distinguir causas de efectos.

Durante miles de años, los agricultores se esforzaron por dotar a sus cultivos de ciertas características que les resultaban convenientes: procuraron hacer aflorar determinadas formas subyacentes en los genes de esos cultivos, aun cuando nada supieran de los mecanismos de la herencia genética. En tiempos recientes esos esfuerzos encontraron una nueva vía de concreción: la de introducir en algunas especies genes valiosos de otras, proceso llamado transgénesis.

Indice Inicio Siguiente
Pág. 6/12