Volumen 21 - Nº 122
Abril - Mayo 2011

El pasado en imágenes


La agricultura de antaño

En aproximadamente el transcurso de la década de 1880, la Argentina pasó de ser un país importador de trigo a ser uno de los tres mayores exportadores mundiales del cereal. El trigo fue para la pampa húmeda de entonces algo semejante en muchos aspectos a lo que la soja es para la de hoy. Su expansión marchó de la mano de un cambio profundo del paisaje geográfico, social y tecnológico, que se podría sintetizar con las palabras inmigración, cereal, maquinaria agrícola y ferrocarril, junto con el flujo de dinero que las enlazaba. Trigo, plata, plata, trigo, e non si parla mai d’altro, che Dio ci perdoni, fue lo que presenció allí el novelista Edmondo De Amicis en la década de 1890. Las fotos que presenta esta sección constituyen una sintética ilustración de esos conceptos.

También ilustran facetas desaparecidas de la tecnología agrícola antaño en uso. Una era la ubicuidad del caballo, tanto de silla como de tiro, la fuente principal de energía para esas labores, precedida y a veces complementada, para el arrastre de maquinaria pesada, por bueyes. La otra importante tecnología, propia del ferrocarril y de las grandes trilladoras, se basaba en las máquinas de vapor. Eran tiempos anteriores a los motores a explosión y, por ende, a la difusión de automóviles, camionetas, camiones y tractores, así como su contrapartida, las carreteras.

Esta sección se publica con el asesoramiento de Abel Alexander y Luis Priamo. Los editores agradecen la ayuda de Mario César Tourn para identificar la cosechadora australiana.

IndiceInicioSiguiente
Pág. 52-55