Volumen 5 - Nº29

Revista de Divulgación Científica y Tecnológica de la
Asociación Ciencia Hoy

ARTICULO

Mononykus y el origen de las aves

Luis M. Chiappe1,Mark A. Norell2 y James N. Clark2
1American Museum of Natural History
2George Washington University


Un fósil que permaneció setenta años inadvertido en el American Museum
of Natural History se ha convertido en una pieza importante
en el estudio de la evolución de los aves.


Los descubrimientos de las Central Asiatic Expeditions del American Museum of Natural History (AMNH), de Nueva York, que tuvieron lugar en los años veinte ("Las Central Asiatic Expeditions y el primer hallazgo de Mononykus"), revelaron al mundo la enorme riqueza paleontológica enterrada en las rocas cretácico-terciarias del desierto de Gobi. Posteriores expediciones sino-suecas (1927-1935), soviético-mongólicas (1946-1949 y 1971-1991), polaco-mongólicas (1965- 1971), sino-canadienses (1986-1990) y las que actualmente está llevando a cabo la academia de Ciencias de Mongolia con el AMNH y con el museo Hayashibara, del Japón, formaron vastísimas colecciones de vertebrados fósiles, entre los cuales -tal vez como uno de los descubrimientos más significativos de los últimos años se encuentra Mononykus otecranus (Fig.I), cuyo estudio ha brindado importante información sobre el origen y la temprana evolución de las aves.

FIG.I: RECONSTRUCCIÓN DE MONONYKUS, AVE DEL CRETÁCICO SUPERIOR DEL ASIA CENTRAL.
NÓTESE EL ESQUEMA DEL MIEMBRO ANTERIOR (CORTESÍA DE EDWARD HECHT AMNH).

16_01.jpg (86896 bytes)

 

LAS CENTRAL ASIATIC EXPEDITIONS
Y EL PRIMER HALLAZGO DE MONONYKUS

A principios de siglo, el intenso interés por el origen del hombre, y ciertas evidencias de que podía situarse en el Asia, estimularon al paleontólogo Henry F.Osborn, entonces presidentedel AMNH, a llevar a cabo la primera expedición de ciencias naturales al corazón de ese continente. La Central Asiatic Expeditions comenzaron con un reconocimiento inicial en 1919, para luego continuar con varias campañas durante 1922-1929. Roy Chapman Andrews, un científico del AMNH con ampliaexperiencia en Asia, fue designado líder de las expediciones, las que tuvieron como base a Beijing y se movilizaron por medio de ocho vehículos, a los que, una vez en el Gobi, se agregaba una caravana de camellos. Si bien el principal interés era encontrar evidencias paleontológicas, también participaban ciéntificos de otras disciplinas, como geología y ornitología.

Los resultados paleontológicos de las expedciones fueron formidables. En los depósitos cretácicos y terciarios se encontraron restos de gran cantidad de dinosaurios y mamíferos desconocidos. Entre los primeros, estaban los terópodos Velociraptor, Oviraptor y Saurornithoides, todos estrechamente relacionados con las aves, y muchos individuos del ornitisquio Protoceratops. También se encontraron los primeros huevos de dinosaurio, considerados de Protoceratops, dada la abundancia tanto de nidos como de ejemplares de este en Bayn Dzak, localidad también conocida como Flaming Cliffs.. Actualmente disponemos de evidencias en el sentido de que al menos parte de esos huevos pertenecen a terópodos oviraptóridos.

17_01.jpg (99955 bytes)

LA CENTRAL ASIATIC EXPEDITION DE 1925 EN LA LOCALIDAD
DE BAYN DZAK, EN EL SUR DE MONGOLIA

En 1923, las Central Asiatic Expeditions descubrieron el primer ejemplar de Mononykus, en los depósitos de la formación Djadokhta, en Bayn Dzak Permaneció sin identificar por setenta años, hasta que en 1993, fue exhumado de las colecciones del AANH y descripto por los autores de esta nota. No obstante, su naturaleza aviar no pasó inadvertida por Osborn y Chapman, quienes rotularon el material bird-like dinosaur.