Volumen 15 - Nº 88
Agosto-Setiembre 2005

Cartas de lectores

Las actitudes de Albert Einstein

En algunas ocasiones Albert Einstein fue considerado demasiado tolerante con las críticas a su trabajo. Por costumbre, no solía reaccionar ante las muchas interpretaciones erróneas de sus teorías, ni publicar correcciones a tales interpretaciones, ni defender la originalidad de sus resultados. Uno de los casos en que procedió así se relaciona con Max Born, quien había leído el original de un libro de historia de la ciencia escrito por Edmund Whittaker en 1953 y advertido que el texto atribuía explícitamente a Lorentz y Poincaré méritos en la construcción de la teoría de la relatividad, que, a su juicio, correspondían a Einstein. Así se lo señaló al autor, que no estuvo de acuerdo con esa posición y publicó la obra sin alteraciones. Born escribió entonces a Einstein para expresar su disgusto y este le respondió señalando que no veía motivo de ofensa en el análisis de Whittaker. Literalmente, expresó: No pienses más en el libro de tu amigo. Todo el mundo se comporta como le parece bien, o, expresado en lenguaje determinista, como tiene que hacerlo. Si convence a otros, es asunto suyo. En cualquier caso, encuentro satisfacción en mi esfuerzo y no creo que sea sensato defender como ‘propiedad’ mis pocos resultados, como un viejo avaro que reunió laboriosamente unas pocas monedas. No creo que [Whittaker] tenga mala intención.[...] Y no tengo la obligación de leer eso. (Gerald Holton, Ensayos sobre el pensamiento científico de la época de Einstein, Alianza, Madrid). Su insistente tolerancia, además, solía estar matizada con reacciones humorísticas, sobre todo cuando se trataba de críticas de personas ajenas al mundo de la física.

Pablo A López
Córdoba

Errata

En el gráfico publicado en la página 38 del número anterior, correspondiente al recuadro ‘Pérdidas de agua y nitrógeno hacia el acuífero’, se deslizó un error al representar la recarga del acuífero y el peligro de lixiviación de nitrógeno en forma constante a lo largo del año, cuando, en realidad, debió haberse dibujado una curva con dos picos desiguales, uno pequeño en primavera y otro mayor en otoño. Se da aquí el gráfico correcto.

Recarga del acuífero y lixiviación de nitrógeno en el caso del cultivo de maíz.

Indice Inicio Siguiente
Pág. 9